LA NARANJA MECÁNICA

Sin lugar a dudas, una película clásica que se presta para analizar desde varias perspectivas. En este caso, centraremos nuestro enfoque desde el marco teórico de la Psicología.

La película trata la historia de Alexander DeLarge, el líder de un grupo de jóvenes que sienten placer en función del dolor de otras personas. Bajo el concepto de ultra violencia comenten hechos atroces como violaciones y ataques a golpes.

Luego de haber llevado a cabo hechos de esta índole surgen problemas del liderazgo en el grupo. Es por eso que Alex es traicionado y la policía lo detiene por un robo, un brutal ataque y  una posterior muerte de una mujer. Es condenado a 14 años de prisión.

Dentro de la cárcel se implementaban diferentes programas de mejoramiento. Por un lado la religión funcionaba como un agente que intentaba reorientar los espíritus de los criminales y por otro un flamante programa llamado Ludovico pretendía matar cualquier tipo de conducta violenta en las personas. Alex es seleccionado para ser tratado con este mecanismo.

La reforma se lleva a cabo drogándolo y manteniéndolo atado y con los ojos abiertos permanentemente mientras veía escenas de extrema violencia, con violaciones y golpizas. De esta manera se pretende que el individuo asocie un malestar generalizado, similar al deseo de morir, con cualquier motivación violenta.

Luego de 2 años se considera  que el tratamiento de Alex había sido un éxito, ya que cualquier acto voluntario con inclinación a la violencia le generaba tal malestar que se evidenciaba un cambio de actitud diametralmente opuesto.

Una vez “curado” el joven vuelve a su casa y se encuentra con una familia que ya no lo quiere ni le tiene consideración alguna. A raíz de esto debe irse de allí y andar a la deriva por la cuidad, encontrándose con sus viejas víctimas que lo agreden sin tener él la posibilidad de defenderse. Además, se topa con sus ex amigos, ahora policías, que lo llevan a las afueras de la cuidad y lo atacan salvajemente, dejándolo malherido.

Ante esta situación busca ayuda sin saber en la casa de una mujer que él, tiempo atrás, había violado. El marido de la mujer, no reconociéndolo, decide darle asilo en un primer momento; sin embargo luego se da cuanta de quién era en realidad cuando Alex canta una canción que había cantado mientras cometía el delito.

A modo de venganza, decide encerrarlo en una habitación reproduciendo a un volumen ensordecedor la novena sinfonía de Beethoven (por la que luego del tratamiento sentía rechazo). Alex incapaz de soportar esta situación decide arrojarse por la ventana mas no se muere sino que queda internado en el hospital.

Allí, luego de algunos exámenes médicos es visitado por el ministro, quién asediado por las acusaciones de la prensa que sosteñian que la culpa por haber trastornado al paciente era del gobierno, le ofrece ser un instrumento, pago por supuesto, para intentar cambiar la opinión pública.

La última escena nos muestra a Alex rodeado por periodistas mientras un pensamiento en el que se encontraba teniendo relaciones sexuales con una mujer en la nieve recurre a su mente.

La escuela psicológica desde la cuál se aborda al individuo es el conductismo. Al igual que en la película se cree que la conducta externa es la más fiable y factible de ser analizada, sin tener en cuenta lo que sucede en el plano interno del hombre. Además se plantea que este mundo subjetivo no es el determinante de los comportamientos, sino que los estímulos que provee el ambiente son los generadores de esa respuesta específica.

Esta carga teórica se pone de manifiesto en la película  de manera muy clara cuando por ejemplo, se atiende solamente a la conducta violenta de Alex sin preocuparse por aquellos factores interiores a él que podrían (y de hecho estaban) condicionando su accionar; es decir qué pasaba dentro de su mente para que él manifestara una inclinación deliberada hacia la violencia. También lo vemos cuando se decide tratar al paciente proporcionándole una serie de estímulos que causaran un cambio de conducta.

El supuesto subyacente  desde el que se inicia el tratamiento remite a la idea del hombre natural. Según esta concepción existe un estado o esencia del hombre que se ha corrompido o distorsionado por la influencia de la sociedad. El estado natural es lo ideal o genuino. En el caso de la película vemos que se pretende que Alex vuelva a una especie de estado natural donde es bueno y deje de lado aquellas características perjudiciales que adquirió de la vida en sociedad. Teóricamente el supuesto del hombre natural nos habla de un estado universal presente como condición universal del ser humano; notoriamente esta es la visión que tienen aquellos que someten a Alex al tratamiento, porque toman a la bondad como esa condición universal que todos los hombres tienen.

Y por otro lado el supuesto del hombre abstracto también tiene que ver porque más allá de que hayamos mencionado la influencia de la sociedad en el supuesto anterior a él se lo trata como un ser humano aislado de la situaciones reales, históricas y presentes puesto que no se toma en cuenta que, luego de ser curado debe volver a la vida en sociedad e interactuar con los demás integrantes de ésta. El hecho de que al encontrarse con los linyeras no pudiera defenderse, avala este argumento: una situación así no había sido prevista.

Ahora bien, como acabamos de mencionar ante la necesidad de reinsertar al joven desadaptado socialmente se toman un conjunto de decisiones justificadas en ciertas concepciones del hombre, de la sociedad y de la conducta. Este extracto de la película resulta significativo para analizar nuestra sociedad: “...No nos conciernen los motivos, la ética de altura. Sólo nos concierne la disminución del crimen. Y el aliviar la espantosa congestión en nuestra prisiones. El será su verdadero cristiano, listo a volver la otra mejilla. Listo a ser crucificado, antes que crucificar. Enfermo hasta el corazón ante la idea de matar una mosca. Restauración.” Alex dice algo totalmente paradójico, “Al otro día era un hombre libre”. Podemos pensar que esta frase parodia la libertad humana, ya que contrariamente este hombre es un esclavo de su libertad esclavizada…

Desde allí partimos para establecer un paralelo con la situacion de inseguridad y violencia que hoy vivimos; considerando tambien las ideas que se evaluan como solución.

Sin lugar a dudas, la situación que se presenta en la película bien podría formar parte de lo que es la realidad social argentina. Estos jóvenes amedrentan a la sociedad con sus actos atroces, donde vemos violencia extrema, violaciones, un crimen, etcétera.

Hace poco tiempo el tema de la seguridad estaba en boca de todos, todos parecían aptos para opinar. No lo vamos a negar, todos tenemos derechos a opinar y a expresar libremente lo que pensamos, aunque no se debe extrapolar estas ideas, es decir, no tienen una objetividad absoluta y no son estandartes de la opinión a la que todos debiéramos adherir.

Es por eso que el hombre no puede condenar completamente al otro que tiene su igual condición. La pena de muerte es negarle al otro la posibilidad de la vida. Y si bien, es necesario tomar medidas para intentar mermar la acreciente situación de inseguridad y violencia, estas jamás se volverán efectivas y beneficiosas para todos si son a corto plazo y provocadas por la coyuntura. Porque la solución debe ser encarada desde otro punto de vista. Utópico para algunos, pero lo que en realidad necesitamos es cambiar de matriz la sociedad en la que hoy vivimos.

Un individuo se desarrolla en un determinado contexto social, este lo influye de manera total y él se sociabiliza, incorpora normas, valores y formas de percibir la realidad. Ahora, si hablamos de un individuo que tiene determinadas actitudes que consideramos opuestas a las aceptadas donde esta el fallo? En el individuo en si o en la sociedad? Evidentemente es en esta última donde ocurre algún problema, donde los valores y normas no son lo suficientemente fuertes para que el individuo los incorpore y la desorganización social es lo característica que reina.

Y esta idea se respalda por si misma. Las instituciones e individuos representativos con capacidad para transmitir e imponer los elementos culturales apropiados llevan a cabo la socialización de la persona. Los agentes sociales más representativos son la familia y la escuela; aunque hoy en día estos se encuentras en condiciones por demás de desvirtuadas. Una familia sumida en la pobreza, donde la violencia es moneda corriente y la marginación signa sus vidas, ¿cuántos valores es capaz de trasmitir? Quizás la escuela se encuentre en una situación apenas mejor, pero ¿puede esta ser la salvadora del mundo, por así llamarlo? Si dos pilares de la sociedad como son la familia y la escuela se encuentran tan desvirtuados, ¿no estamos ante una simplificación de la característica principal de la sociedad toda?

Y si quisiéramos ser prácticos, podríamos defender este argumento contra las replicas aplicándolo a un caso concreto. Si pensamos que construir un muro para separarnos de los otros o dar pena capital a algunos delincuentes (pasando por alto derechos irrevocables del ser humano como son la igualdad, la libertad, la vida) es la solución… estamos encerrados en un círculo vicioso. Porque esto confirma la falta de valores que rige en la sociedad. Si aquellos que supuestamente se han socializado eficazmente y viven dentro del marco de la ley proponen o aceptan estas medidas provocan que surja como “habito” no respetar la vida, la libertad, etcétera, de modo tal que aquellos que se sociabilicen luego de una situación así incorporarán dicho hábito, provocando que en un futuro sigan existiendo delincuentes que no respeten ningún derecho humano. En otras palabras, ¿se puede juzgar a ese individuo que no respeta los derechos humanos si la sociedad que lo moldeó como tal tampoco los respetó en su momento?

Una respuesta to “LA NARANJA MECÁNICA”

  1. sinpu Says:

    Hola chicos, que buena peli!!! me encantooo.. esas emociones vividas nadie las va a igualar. ojala me sorprenda algun chico en venado como en la peli lo hacia alex. gracias. besissssss la chinpux

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: